Articles

La Fundación Maya en el V Foro Internacional de Innovación Universitaria en Colombia

Written by Hugo on . Posted in Uncategorised

Los días 23 y 24 de Abril se llevo a cabo el  V Foro Internacional de Innovación Universitaria, en la Pontificia Universidad Javeriana Bogotá, Colombia .En dicho evento participo el Ingeniero Jorge Velasco, con el tema “Experiencias de emprendimiento en las universidades Bolivianas” y esta fue su presentación.

 

Buenos días a todas y todos los presentes, vengo de Bolivia a contarles sobre nuestra experiencia en Innovación y el Emprendimiento Social en el sistema universitario de mi país.

 Antes que nada quiero agradecer por la invitación al comité organizador de este Foro Internacional de Innovación Universitaria y en especial al profesor Aurelio Villa Sánchez, quien fue el contacto inicial.

 Como saben vengo de un país con una diversidad cultural , geográfica y ecológica muy rica. Habitado por mas de 36 pueblos indígenas y con un gran porcentaje de mestizos que habitamos en un territorio que va desde los andes hasta la amazonia. Tenemos un territorio muy rico en recursos naturales pero en el ambito socio economico existen grandes desigualdades e inequidades.Hoy la Bolivia contemporánea sueña con dejar de ser un país de extrema pobreza gracias al buen momento económico que atravesamos como país exportador de materias primas, principalmente,con una baja industrialización de estos recursos.

 Somos un país con una gran cantidad de desafíos económicos y sociales donde las universidades tenemos muchos que hacer todavía, somos las entidades

 pensantes de mi pais que ahora tenemos el reto de poner el conocimiento académico y la investigación para resolver los problemas de desempleo, seguridad alimentaria, tecnología, salud, medio ambiente, vivienda social,etc.

 

Al recordar la frase del pintor ecuatoriano Guayasamin , gracias a la cita que hace nuestro colega Aurelio Villa en el libro Tuning en America Latina,que dice "yo llore por que no tenía zapatos hasta que vi un niño que no tenia pies",hoy cobra una real importancia y nos hace reflexionar aún más sobre nuestro papel y responsabilidad social de las universidades en un momento económico favorable que atravesamos como países para dejar de ser esos pueblo vulnerados y vulnerables que somos.

 Les voy a contar de una iniciativa que se origina en lo social en una universidad publica, como una iniciativa piloto,para proyectarse y escalar hasta convertirse hoy en una alternativa de Innovación Social para todo el sistema universitario y así intentar responder a los retos sociales de mi país.

 Hace 15 años yo era docente de ingeniería industrial enseñaba finanzas y banca, en la UMSA una universidad pública masiva ( 80,000) donde el alumnado es de escasos recursos y mayoritariamente de raíces aymaras. Hasta entonces ellos tenían sólo la posibilidad de formarse de la manera tradicional con el fin de buscar empleo al culminar sus estudios, bajo una vocación netamente rentista esperando que al regresar o salir titulado encontrar el empleo soñado.

 En ese tiempo había invitado a los mejores alumnos de mi catedra a que vengan a trabajar conmigo en el banco donde desempeño mis funciones. Esta alternativa que podía brindar era sólo para algunos y el resto, que era la mayoría, se quedaban frustrados con sus CV en la mano.

 

En eso se nos ocurrió hace 10 años, crear con un grupo de alumnos, un Centro de Emprendimiento que tenía como objetivo cambiar la mentalidad rentista con que nos formábamos, una nueva alternativa para que los alumnos desarrollen iniciativas propias considerando y aprovechando que tenían una formación de ingenieros industriales y que venían, casi todos, de padres o abuelos que se caracterizan por ser emprendedores de tradición aunque por necesidad en diversos oficios: textiles, comercio, servicios, carpintería,etc.A propósito Bolivia según el GEM es uno de los países con mayor índice de actividad emprendedora más del 50%.

 Alentados por este buen propósito iniciamos una fase de auto aprendizaje y relacionamiento con el incipiente ecosistema de emprendimiento que teníamos por entonces.

 Por intuición, más que por conocimiento, iniciamos actividades en las 4 áreas que recomienda la metodología Tuning, y para ello en el ámbito docente impulsamos la creación de la cátedra de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la cual desde entonces soy el titular .En el ámbito de investigación creamos el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial ( CIDE) dentro del Instituto de Investigaciones Industriales. En el ámbito de la gestión creamos la Fundación Maya que debía ser el agente impulsor y de coordinación de todas las actividades dentro y con el ecosistema emprendedor, ya que una universidad tan grande es muy burocrática y los procesos podían ser muy complicados. Finalmente en el ámbito de la extensión y proyección social creamos el Concurso e ideas innovadores y de base tecnológica Innova San Andrés, para que salgan a la luz una gran cantidad de investigaciones y proyectos que estaban archivados en las bibliotecas de la universidad.

 De esta manera se han formado miles de alumnos y docentes con una nueva mentalidad emprendedora e innovadora, se han elaborado decenas de proyectos

 y planes de negocio, se han presentado cientos de proyectos al concurso desde todas las facultades y se han concretado decenas de iniciativas empresariales y sociales desde una universidad que hoy es un referente en innovación social y emprendimiento, a nivel nacional. Lo más relevante es que además de estos logros, institucionales y profesionales, se ha podido ver en una década cambios profundos en alumnos y compañeros docentes, que se han contagiado de este movimiento, al grado que varios alumnos han cambiado su trayectoria vital para continuar con sus sueños de ser empresarios o intraemprendedores.

 Hemos visto nacer varios emprendimientos que conllevan un alto contenido y proyección social y que para salir a la luz necesitaban de una plataforma capaz de impulsar sus iniciativas.

 Hoy la fundación Maya no sólo esta enfocada a la Umsa sino que tiene la misión de sembrar el espíritu empresarial y la innovación social en todo el sistema universitario. Para ello la quinta versión del concurso Innova San Andrés se ha denominado Innova Bolivia y ha llegado en su primera versión a 47 universidades del sistema ( casi el 90%) y ha generado la participación de una comunidad emprendedora de 10,000 alumnos, profesores e investigadores que han planteado más de 600 iniciativas en lo económico, social, productivo, tecnología, salud, vivienda social,etc.

 Tenemos grandes proyectos a futuro que queremos compartir con este Foro como el lanzamiento de la primera maestría en innovación y desarrollo emprendedor conjuntamente la Universidad de Salamanca, la creación de un Fondo de Capital Semilla conjuntamente la CAF, la alianza con Innovadores de América para internacionalizar a nuestros emprendedores del Innova Bolivia y estoy proponiendo, en esta gestión académica, aplicar el modelo ISUR en la UMSA como una experiencia piloto para medir el grado de Innovación Social Responsable y comparar con el resto de universidades latinoamericanas y europeas donde se ha aplicado esta metodología.

 Esa es la experiencia que vengo a contarles y de los retos intelectuales como académico e investigador desde la universidad y así seguir aportando en la construcción de nuestro ecosistema innovador y social en mi país .

 Para terminar mi participación quiero rendir un sentido homenaje a nuestro querido Gabriel García Márquez que nos hace reflexionar sobre nuestro papel y el rol que tenemos como Foro y como académicos en este momento con dos de sus frases celebres:

 La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos.

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

Muchas gracias.

Bogotá 18 de Mayo de 2014.
Universidad Javeriana

 Y estas fueron las tematicas que se dictaron en dicho evento: V Foro Internacional de Innovación Universitaria